Albert Einstein

"Nunca consideres al estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber"


Albert Einstein


21 de octubre de 2010

LA IMPORTANCIA DEL CUIDADO INTEGRAL Y LA PREVENCIÓN DE LA SALUD










En la actualidad nos enfrentamos a un gran número de problemas de salud relacionados a la mala calidad de vida de las personas desde temprana edad: el incremento notorio del estrés, el mayor consumo de drogas sociales (tabaco y alcohol), el sedentarismo, la mala alimentación rica en grasas e hidratos de carbono. Esto ha determinado que cada día veamos más casos de síndrome metabólico e hipertensión arterial.

¿Qué es el Síndrome Metabólico?
Es la asociación de trastornos metabólicos e hipertensión arterial, transformándose en uno de los pródromos más graves, de enfermedades cardiovasculares. Por ello, si usted presenta tres o más de los siguientes parámetros:

• Circunferencia abdominal:
Hombre: mayor a 98cm.
Mujer: mayor de 88cm.

• Triglicéridos: mayor a 150mg/dl
• Colesterol HDL (bueno):
Hombre: menor a 40mg/dl.
Mujer: menor a 50mg/dl.

• Presión arterial:
130/85 mmHg.

• Glucosa en ayunas: mayor de 110mg/dl.
Es conveniente que consulte a su médico clínico.

La mayor incidencia de síndrome metabólico como de hipertensión arterial, se incrementa a medida que la población envejece, es así que en la población mayor de 20 años de edad, la frecuencia es del 24%, y es mayor al 30 y 40% en la población de 50 y 60 años respectivamente.

El sedentarismo y la mala alimentación también han influido notoriamente en el desarrollo de diabetes tipo 2 en pacientes cuyas edades están comprometidas entre los 40 y 50 años de edad. Se calcula que en la actualidad la cantidad de pacientes diabéticos en el ámbito mundial es de 98 millones de personas y se estima que para el año 2020, ésta cifra aumentará a 200 millones.

Otro de los graves problemas de salud, considerado una pandemia a nivel mundial es la obesidad, y sus complicaciones inmediatas: problemas cardiovasculares, respiratorios, entre otros.

Es de destacar que el mayor aumento de factores de riesgo se ha notado en la población femenina, ya que el consumo de tabaco ha superado a la población masculina.

Igualmente el mayor nivel de estrés lo padecen las mujeres de edad adulta, ya que a su rol de amas de casa se ha sumado el trabajo fuera del hogar, así como también cargos laborales que en décadas anteriores no accedían. En muchos hogares han pasado a ocupar el rol de jefas de familia. Esta ha llevado a que en la actualidad entre los 50 y 52 años, es decir en el período perimenopáusico, una de cada dos mujeres tenga síntomas cardiovasculares o hayan padecido algún evento cardiológico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada